Historias casi olvidadas. Los de Sindicatos no tradicionales. ADEMPU – FEDEMPU – FUDEM

Ya pasaron más de  tres décadas que silenciosamente, vaya ironía, se extinguieron las voces gremiales de los músicos populares de este país.

En el año de 1988, hacía tres que se había recuperado la democracia, fallecía sin sepelio la Federación de Asociaciones de música popular uruguaya- FEDEMPU.

Tal vez muchos que lean esta crónica, no recuerden, ni estén enterados de este insólito y peregrino  sindicato.

Todo comenzó con la Creación de ADEMPU, Asociación de Músicos populares de Uruguay, antes de 1984, en la ciudad de Montevideo. Esta Asociación nucleó a la mayoría de los músicos y cantores de Montevideo, reclamando algunas reivindicaciones muy importantes para la época y también otras muy importantes para el futuro.

Todo fue esfuerzo, lucha, voluntad, sueños, y lo difícil era crear una organización  sindical en un grupo  de personas que aparentemente no tenían patrones determinados y a la vista. Se trataron de crear leyes que respetaran a los artistas, a los reconocidos y a los que estaban por nacer, sin embargo la falta de experiencia, llevó a esta novel organización a encallar en las primeras rocas.

Los artistas, también sujetos, tenían sus ideas, ideología al servicio de organizaciones políticas, (partidos, Movimientos, etc.) que estaban proscriptos por la dictadura cívico militar que gobernaba el país.

A través de estos individuos estas organizaciones ingresaron a la novel Asociación, (también lo estaban presente en los otros sindicatos, que ya tenían vasta experiencia en esta lides), sin embargo en el “gremio de los cantores” esta sectorización hizo estragos porque no se pudo separar lo romántico de lo real.

Con un escenario muy complejo en la interna de ADEMPU-Montevideo, en diciembre de 1984 se conforma el ADEMPU-Canelones, que reunía más de cincuenta músicos del género Canto Popular. Debemos aclarar que en estas asociaciones no estaban contemplados los músicos de otros géneros, excepto algunos murguistas. No estaban contemplados porque los otros géneros, fundamentalmente “los bailables” no se comprometieron en la lucha contra la dictadura, y estaban conglomerados en AUDEM-Montevideo. La FUDEM existía también con esa particularidad.

Para ADEMPU-Montevideo aparece  un nuevo escenario, el Canto Popular en el  interior  también existía.

Se organizó  apresuradamente una comisión de Interior, ya que no existía. La conformación de ADEMPU-Canelones, que tuvo una gran participación en el Festival de La Paz, y en otros eventos sociales y políticos de esos años, trajo aparejado la conformación de otros ADEMPU en otros departamentos del país, hasta llegar a conformar trece organizaciones.

Este nuevo escenario gremial sumado a la reapertura democrática, trajo nuevas contradicciones, y ellas se fueron resolviendo a puro corazón y voluntad, sin dejar de lado la sectorización y el partidarismo reinante en aquellos momentos.

En el año de 1985, en el mes de agosto se realizó el primer  congreso en la ciudad de Tacuarembó, auspiciado por el Ministerio de Cultura, la Intendencia de Tacuarembó y el PIT- CNT, donde se resolvió crear una FEDERACION de Adempu, y solicitar la afiliación al PIT-CNT.

Los compañeros integrantes de los ADEMPU del interior estaban de acuerdo con la plataforma elevada por Montevideo, pero también tenían sus reivindicaciones, propias del interior y su problemática.

Con más de 700 asociados, o afiliados, FEDEMPU (Federación de ADEMPU) instituida en el Congreso, fue aceptada por el PIT-CNT y participó en el congreso extraordinario con tres delegados (dos por Montevideo y uno por el interior). Allí los compañeros designados debían presentar la plataforma y las reivindicaciones de la nueva Federación, donde se iba a plantear que los músicos y cantores eran trabajadores, a los que no se les reconocían esos derechos.

El Congreso del Pit- Cnt  finalizó con una crisis y la delegación de FEDEMPU no pudo presentar su propuesta ante el resto de los trabajadores del país, representados en ese congreso extraordinario.

A partir de ese momento ADEMPU-Montevideo comienza a sentir la politización partidaria en forma más aguda, y comienzan los debates extrasindicales y el aburrimiento, desanimo, la retirada de muchos compañeros valiosos, no hubo relevos generacionales y la competencia se adueño de los cantores y músicos, ingresando a un túnel sin retorno.

La vieja casa de la calle Rodó, sede de Adempu- Montevideo, se quedó vacía, alguien se tuvo que hacer cargo de garantías y otras yerbas, mientras tanto la Cúpula de la Federación ingresa sin saberlo a sus últimas reuniones nacionales. El Consejo Federal de la  Federación se reunía en el local del Pit- CNT, calles Buenos Aires y Alzaibar o en alguna ciudad del Interior (Rocha, Treinta y Tres).

En el año 1987 la FEDEMPU participó  en el congreso del PIT –CNT, nuevamente con tres delegados y organizando el espectáculo artístico de cierre. A parte de la delegación de Fedempu se le designo la comisión de Cultura y Educación, donde las ponencias que primaron fueron la de los gremios de la Enseñanza, no se trataron los temas específicos de los cantores populares.

Y ahí finalizó la etapa de la FEDERACION, ya ADEMPU-Montevideo, por problemas de competencia y falta de militancia, estaba dando sus últimos estertores.

La comisión directiva de FEDEMPU estuvo integrada por Adempu Canelones, Presidencia; Adempu Montevideo secretaría; Adempu Treinta y Tres, tesorería; Adempu Rocha propaganda; y  Adempu Durazno jurídica.

Otra vez los músicos y cantores uruguayos a la deriva, desactivados, sin gremios, con muchas frustraciones, con mucha bronca, preparándose para sobrevivir y salvarse cada uno como pudiera. La vida y el mercado diría.

Todavía resuenan para algunos, días de lucha, para otros días de sectarismo, para otros días de perder el tiempo, para otros días de gloria porque un gremio acababa de morir, y para siempre!

Sin sindicalistas no hay sindicatos – dijo algún viejo picapedrero, de mi pueblo!

ADEMPU sigue siendo parte de la Historia de la resistencia  cultural artística contra la dictadura.

La Federación un reclamo de los músicos del interior.

En estos años en forma más amplia y más unificadora se reactivó FUDEM, Federación Uruguaya de Músicos.

Hoy las condiciones del músico en el país son diferentes a la situación de la dictadura, pero siguen existiendo rechazos para aceptar que los músicos son trabajadores y tienen su sindicato para luchar por sus derechos.

Tabaré Arapí.- 2019.-

Tape

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*